Las 10 mejores mochilas escolares

¿Necesitas una mochila escolar para tu hijo o hija? Las mochilas para ir al colegio se estropean mucho debido a que se usan a diario y en muchas ocasiones, los niños no las cuidan los suficiente.

Por eso hemos seleccionado para ti, las mejores mochilas escolares para empezar el 2020. Son las más bonitas y más de moda. Seguro que le encantan a tus hijos.

Vans Old Skool II - Mochila Casual, Unisex, Negro (Black/White), 22 litros, 42 cm
  • Material exterior: Sintético
  • Revestimiento: 100% Poliéster
  • Con bolsillo exterior de cremallera
REBAJAS
Vans Mochila OLD SKOOL III VN0A3I6RY281 Negro
4.616 Opiniones
Vans Mochila OLD SKOOL III VN0A3I6RY281 Negro
  • The old school II backpack
  • 100% Polyester
  • Marca: Vans
REBAJAS
Eastpak Padded Pak'R Mochila, 40 cm, 24 L, Negro (Black)
  • Espacioso compartimento principal con nuestro emblemático bolsillo delantero
  • Compartimento principal espacioso con bolsillo delantero con cremallera
  • Equipada con un panel acolchado en la parte trasera y correas para los hombros que se pueden ajustar para comodidad
  • Fabricada con 60 % nylon y 40 % poliéster
  • Correas acolchadas ajustables para hombros y panel trasero

Cómo elegir la mejor mochila escolar

El uso mochilas escolares es muy elevado, ya que tu hijo las utiliza a diario.

La salud de la espalda de nuestros hijos es lo más importante y siempre es lo primero a tener en cuenta. Por esto, cuando compramos una maleta escolar hay que tener un par de cosas en cuenta. Lo primero que hay que mirar es que sea cómoda. Si una mochila no es ligera, no te preocupes, seguro que es más resistente. Además, teniendo en cuenta la cantidad de libros que va a tener que transportar tu hijo o hija, lo más importante es que sea cómoda y que se pueda transportar con ruedas.

Además, si está acolchada en la espalda, mucho mejor. Así estamos contrarrestando el peso que añadimos en el interior, con la comodidad del exterior.

Los tirantes también hay que mirarlos con detalle. Como hemos visto, la mayoría tienen los clásicos a la espalda, reforzados y acolchados para evitar hacernos daño, aunque hay otros que son cruzados, repartiendo así el peso por otras zonas y despejando el área de las cervicales y la columna. Todo lo que pueda ayudar a no dañarnos, hay que mirarlo muy bien. Si encontramos una mochila que no tiene el apoyo suficiente en la espalda, o que no tiene las asas acolchadas, nos será incómoda y no la usaremos. Por esto, la comodidad y el peso son tan importantes cuando vamos a escoger una mochila escolar. A pesar de esto, la apariencia también es importante. Vamos a llevar esa mochila durante mucho tiempo, por lo tanto tiene que ser bonita y nos tiene que gustar ante todo. A pesar de buscar la comodidad, también hay que tener en cuenta el diseño, el material… Hay que mirar que tengan suficientes bolsillos para que entren todas las cosas que tenemos que llevar y, en caso de ser así, hay que mirar que estén seguras. Por más que una maleta sea bonita, si no cumple con los requisitos más importantes, no vale la pena. Hay que encontrar un equilibrio.

¿Cuál es el mejor diseño para una mochila?

Como ya he dicho, el diseño es algo que vamos a tener que mirar detalladamente. No me refiero solo al diseño exterior, como la comodidad o la seguridad, sino a toda la maleta en general.

El material con el que está hecho, si tiene espacio suficiente, si es impermeable o no… todo ello nos lleva a una larga lista de cosas que tenemos en cuenta y que nos llevarán a elegir la mochila perfecta. Todos tenemos diseños que nos gustan más o menos, pero por eso mismo hay tantos tipos donde elegir. Una mochila tiene que tener un diseño bonito, ser llamativa a la vista pero a su vez poder confiar en que no nos dañará la espalda o en que es lo suficientemente cómoda y acolchada como para llevarla puesta todo un día y que no nos sobrecargue las cervicales.  

Si compramos una mochila al azar y luego resulta que no nos es cómoda o no nos entran suficientes cosas, la dejaremos tirada en algún armario y tendremos que comprar otra. 

Si miramos el diseño, esto no nos pasará. Además, si no nos gusta el exterior, seguramente no la usaremos tanto como deberíamos. Por suerte, hoy en día hay muchas marcas que se dedican a hacer mochilas bonitas, cómodas, seguras y muy útiles, con suficiente espacio para guardar nuestras cosas y que aún sigan entrando más. Los bolsillos que tengan nos jugarán un papel muy importante a la hora de elegir, además del material y la resistencia que tengan. Una mochila poco resistente no nos servirá por mucho tiempo, por eso tiene que tener un diseño en el que tengan previsto el uso que le daremos a la maleta y el peso que meteremos dentro. 

Mejores materiales de las mochilas escolares juveniles

El material prácticamente lo es todo en una mochila. Muchísimas veces yo misma he comprado cualquier tipo de maleta que he visto y me ha gustado, y después entre el peso de los libros que llevaba y el uso que le daba, se me acababa rompiendo. Ya sea en el fondo, un asa, la cremallera… Por este motivo, el material es algo fundamental a tener en cuenta. Si es un material malo, se acabará deteriorando con el uso y, al final, tendremos que volver a comprar otra mochila, en cambio si lo tenemos en cuenta desde el principio, esto no tiene por qué pasar. A primera vista no es fácil distinguir un material malo de uno bueno, pero entre las descripciones de los productos que nos dan y lo que nosotros ya sabemos, seguro que se hace mucho más fácil. 

Lo primero que yo miro para comprar una mochila es si es impermeable o no. En caso de serlo, miro si la tela es lo suficientemente resistente para el uso que le voy a dar. Si no lo es, buscaré otra. He tenido experiencias con mochilas que no son impermeables y más de una vez he tenido que poner a secar mis cuadernos gracias a la lluvia. Por eso, si es resistente al agua nos ahorraremos muchos disgustos. Además, podremos estar tranquilos de que podemos meter nuestros aparatos electrónicos dentro y no les pasará nada. Hay materiales que no son del todo resistentes al agua, pero que aún así si se mojan un poco no pasa nada. Por esto hay que mirar siempre la descripción del material. Esto nos ayudará a decidir si vale la pena o no comprar una mochila. No digo que ser impermeable sea súper importante, pero es un punto muy grande a favor. Y si juntamos esto con que el material sea de buena calidad, duradero y ligero, puede que tengamos mochila para un largo tiempo. 

Cierre de la mochila y bolsillos

El siguiente aspecto que yo miro después del material, es la cremallera. Esta es una de las partes que más fácilmente se rompen. Ya sea porque lo llenamos demasiado de cosas, o porque se atasca con algún hilo colgando, siempre acaba pasando algo así. A no ser, claro, que sea de calidad. Por esto el material es tan importante. Puede marcarte la diferencia de comprar una maleta y que te dure dos años, o comprarla y que te dure dos días. Parecerá una tontería y diréis «todas las cremalleras son iguales, no hay diferencia entre unas de marca y otras que no son de marca…», pero no es verdad. Una cremallera buena puede marcar la diferencia del producto. Si ésta se atasca, se rompe o simplemente no cierra bien, puede estropear toda la mochila que tanto nos ha costado elegir, por eso los materiales de calidad son tan importantes. 

Aparte de las cremalleras, los bolsillos son súper importantes también. Los hay muy grandes, muy pequeños, para guardar cosas dentro de la mochila, para guardar cosas fuera… 

Obviamente, un bolsillo grande siempre es útil a la hora de meter cualquier cosa dentro y que vaya bien, pero a veces puede acabar siendo un poco incómodo y que todo se acabe mezclando dentro y luego nos cueste encontrar algo específico. Por eso es tan importante que tengan bolsillos tanto interiores como exteriores, siempre divididos entre sí, para así evitar la mala situación de buscar una cosa y no encontrarla. No digo que tenga que tener bolsillos por todas partes para que sea útil, sino que tiene que tener, al menos, una separación para que, cuando guardemos las cosas, no acaben todas en cualquier parte menos donde deberían estar. 

Mejor resistentes que livianas

Con todas las cosas ya mencionadas, creo que nos podemos hacer una idea de cómo es una mochila de calidad. Ésta tiene que tener espacio suficiente para guardar nuestras cosas y no meter nada a presión, bolsillos tanto dentro como fuera para tenerlo todo mucho más organizado, muchísimo mejor si es impermeable o resistente al agua y tiene que estar hecha de un material de calidad. Si una mochila no cumple con todas nuestras expectativas, no es la indicada. A partir de ahí ya está en nuestra mano escoger el color, el modelo o incluso el tamaño, pero siempre a raíz de las recomendaciones básicas. 

Todos miramos el precio cuando vamos a comprar una cosa, pero yo creo que a veces no es lo más importante. Obviamente hay mochilas más caras y más baratas, pero lo barato al final acaba saliendo mucho más caro… Con esto quiero decir que si compras una mochila cualquiera y luego se te rompe o no le puedes dar el uso que pensabas, al final tendrás que comprar otra, por lo que es mucho mejor elegirlo ya de calidad y lo más resistente posible. Vamos a llevar mucho peso ahí dentro, por lo que tiene que ser capaz de no romperse cuando llevas un par de kilos de más. Por todo esto, muchísimo mejor si es una mochila de calidad y resistente, ya que te aportará mucha comodidad y seguridad llevándola.